• Después de comprar las rosas, métalas en agua lo antes posible en un jarrón bien limpio.
  • Antes de colocarlas en el jarrón, corte los tallos 5 cm en diagonal con un cuchillo afilado.
  • Asegúrese de que el jarrón esté bien limpio y de que no haya restos de un ramo anterior.
  • Arranque las hojas que queden sumergidas en el agua para evitar que se ensucie el agua.
  • Añada nutriente para flor cortada para favorecer la floración y para que el agua se mantenga limpia durante más tiempo.
  • Los frutos maduros cercanos a las rosas desprenden un gas que hace que se marchiten con mayor rapidez.
  • Nunca mezcle rosas nuevas con viejas.
  • Cambie el agua de las rosas con regularidad y utilice preferentemente un jarrón de cristal para ver fácilmente si el agua esta sucia.
  • ¡Disfrute de nuestra maravillosa Red Naomi!
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
FaLang translation system by Faboba